El Pedroso

El Pedroso, Sevilla

El Pedroso, Sevilla

El Pedroso se encuentra situado dentro de la comarca de la Sierra Norte sevillana, perteneciendo al Parque Natural del mismo nombre y a unos 60 Km. de Sevilla.
Su clima es mediterráneo continental templado.
Cuenta en la actualidad con 2407 habitantes , una extensión de 314 Km cuadrados y se encuentra situada a 415 m. sobre el nivel del mar.

HISTORIA

Los primeros vestigios de seres humanos en el término de El Pedroso, podemos situarlos en el Paleolítico.

Ya en el primer milenio antes de Cristo, su término pertenecía a la Turdetania.

La presencia romana, si bien muy importante en todo el territorio debido sobre todo a la existencia de villas para la explotación del territorio, no hicieron de El Pedroso una población importante, si bien destacaron la importancia de sus minas de hierro.

Durante la dominación árabe, el pueblo perteneció al distrito de Kura de Firrish, cuya capital se hallaba en Constantina, sin alcanzar tampoco gran apogeo la población.

El núcleo urbano se forma donde lo conocemos en la actualidad durante la reconquista, siendo el primer documento que nombre ya el término pedroso de 1226.

En al año de 1502, los reyes católicos pernoctaron en El Pedroso, contando la leyenda que se le dio a probar a la católica reina un “quintillo”,especie de chistorra elaborada con la carne del cerdo ibérico, y que resultó encantada del sabor.

Durante la conquista de América El Pedroso empezó a tomar cierta importancia, y sus paisanos participaron de forma activa en la conquista y repoblación de las nuevas tierras.
Destaca Jerónimo López, que participó junto con Cortés en el descubrimiento de América.
También se llevaron a América los vinos elaborados en la comarca.

En todos estos siglos se explotaron las minas de la zona ( plata, hierro y oro), pero fue en el siglo XIX, concretamente en el año 1831 cuando se crea en el Pedroso el primer centro siderometalúrgico de la península ibérica, aprovechando la cercanía de yacimientos de hierro y carbón, centro que solo se pudo mantener hasta mediados de siglo, habiendo salido de dicha fábrica el acero con el que se construyó el Puente de Triana.

REALIDAD ECONÓMICA

En la actualidad, al margen del tradicional recurso forestal y ganadero, se pretende dar a toda la comarca un impulso con el desarrollo del turismo rural.

Sigue teniendo importancia dentro de la agricultura el cultivo del olivo (existiendo en la localidad una almazara) y la saca del corcho de los abundantes alcornoques.

Respecto a la ganadería hay una abundante cabaña ovina y vacuna, destacando por encima de los demás la cría de ganado porcino, en su variedad de cerdo ibérico.

Por último,y respecto a la industria ,la localidad cuenta con dos industrias dedicadas al corcho (un cocedero de dicho material y una fábrica de tapones) y otras dos dedicadas a la industria alimentaria ; un secadero de chacinas (Sierra de Sevilla) y una de elaboración de quesos (Coorsevilla).